sábado, 29 de enero de 2011

Siempre hay alguien que ocupa tu lugar.


Tom caminaba en silencio y Jerry le seguía mientras cambiaba la canción de su ipod. No era el mejor dando conversaciones pero la música si era su mejor cualidad. Jerry la llevaba en la sangre. Su padre había formado una de las mejores bandas de rock de los 80. Él, siguiendo los pasos de su padre, tocaba la guitarra eléctrica, el piano y además, era vocalista principal. En cambio, Tom, era uno de los mejores dibujando comics manga y ánime. Era capaz de diseñar un cómic en menos de una hora. Lástima que por ello lo consideraran el friki de la clase. 
Tom y Jerry caminaban adentrándose, a cada paso más, en el territorio en el que más odiaban estar, el instituto. Acudían al Hawarthone School, Canadá. No encajaban en su clase, ni en su instituto, para ser francos. Kellan y Rob, sus dos peores enemigos pasaban el día gastándoles bromas que Tom no podía soportar. Siempre se había sabido que Jerry era el más valiente de los dos. 
-Hola, Jerry. Hola Tom-los saludó Amanda.
-Hola-contestaron al unísono.
Tom estaba enamorado de Amanda desde la guarderia. Su pelo dorado y sus ojos cristalinos cautivaban toda su atención cada vez que la tenía delante. Jerry se daba cuenta de cuando molestaba y ahora, molestaba. 
-Eh, Amanda...Te veo luego.
-¿Por qué se va?-preguntó.
-Ni idea-contestó Tom haciéndose el tonto.
Amanda lo miró dudando. 
-¿Le pasa algo conmigo?-preguntó.
-Eh no...-contestó Tom sonriendo- Pero Amanda yo queria decirte que...
-¡Tengo que hablar con él!-exclamó sin dejarlo terminar.
Amanda corría detrás de Jerry, pero él se mezclaba con la multititud. Lo perdió de vista un segundo y Tom, que los observaba, también los perdió de vista. Amanda buscó por todos los pasillos donde imaginaba encontrarlo. El instituto estaba lleno de gente nueva por el comienzo del nuevo año y era imposible reconocer a la gente. Al fin divisó a Jerry al fondo del pasillo.
Jerry guardaba la mochila en su taquilla. Agarró un viejo cuaderno de canciones y tarareó una canción.
- I did not know there was this, this feeling comes over me. You make better when we're together, but something about me.
-Suena bien.
Jerry cerró la taquilla de un golpe. 
-Me has asustado. ¿Desde cuando estás aquí?
-Lo suficiente para escuchar tu canción-miro hacia abajo-No sabía que estabas enamorado...
-No, eh, yo...
No supo que decir. Ella era su mejor amiga no podía mentirle. La miro y se limitó a sonreír. Amanda lo observaba detenidamente en silencio. Jerry era increíblemente guapo. Pelo semi-largo, ojos azules, alto, fuerte, con estilo, inteligente... Esa era la razón de que no encajase. A él no le interesaba beber, tener sexo, y pasarse toda la vida jugando al rugby. Es por eso por lo que Kellan y Rob no lo quieren cerca, lo consideran una amenaza para su trono de popularidad. Sabían que Jerry podía hacerlo caer con solo un chasquido.
-Da igual, Jerry. No tienes que darme explicaciones...-contestó con desgana mientras caminaba.
Jerry la agarró del brazo.
-Espera Amanda...
Fue incapaz de continuar la frase. Amanda hizo un gesto y soltó su brazo.
-¿Si?
-¿Que querías decirme? Digo.. me buscabas y...
-Quería saber si te pasaba algo conmigo. Antes te fuiste, parecía que me evitabas.
Jerry la miró a los ojos. Vio el brillo que desprendían. Sabía que la conversación empeoraría, solo estaba esperando el momento.
-No te evitaba. No puedo explicártelo pero no era esa mi intención.
Amanda se acercó más a él. Le apartó el flequillo para ver sus ojos y lo abrazó en silencio.
-Me alegro, Jerry. Por que yo quería decirte esto...
Jerry la miraba sin comprenderla. Amanda se inclinó y besó su mejilla. Avanzó lentamente hacia abajo y cuando estaba a tan solo un suspiro de sus labios lo pronuncio.
-Te quiero-dijo sonriendo.
Jerry no pudo evitarlo. La besó. Agarró su cabeza entre sus manos y la besó con ganas. Sus labios eran lo único que le interesaba en ese instante.
Tom giró la esquina. Buscó a Amanda y a Jerry. No los veía.
-Eh tío, ¿has visto a Amanda y a Jerry?- le preguntó a Kellan.
-¿ Tío? ¿Desde cuando tienes derecho para llamarnos así?-preguntó divertido.
-¿Los has visto?
-Eh...si. Yo que tú no iría a buscarlos. Puedes interrumpir algo-chocó el puño de Rob y rió-Están en el pasillo antes de llegar a la cafetería. Corrió hacia el lugar y cuando llegó se arrepintió de haber ido. Kellan tenía razón. Él no quería ver eso. Jerry jugaba con el pelo de Amanda y le susurraba cosas al oído, mientras, él había estado intentando abrirle su corazón a Amanda. No era justo, Jerry lo sabía y no le importó. Tom giró y se dispuso a irse, con la cabeza baja, como un perdedor.




Bueno, pues esta es otra de las historias que tengo para contaros :) Espero que os guste y que pongáis vuestra opinión como siempre aquí, o en mi formspring. Además subiré nuevas fotos a mi flickr !
Si os gusta puntuad, os quiero.


Xoxo, Antía Cheshire.

5 comentarios:

  1. Me ha encantado. Al leer Tom y Jerry me has hecho recordar a aquellos divertidos dibujos de el ratón y el gato, supongo que los habrás visto.

    Te sigo, un beso.

    ResponderEliminar
  2. Que penita de Tom! aunque yo tambien me quedaría con Jerry ;) espero que tenga buen final tu historia petite <3 bisous^^

    ResponderEliminar
  3. que guay la entrada!voy a seguir cotilleando, pero antes de despedirme quería invitarte a mi baúl,por si quieres compartir algún sueño con todos los amigos de Coquette.
    te espero!
    hasta pronto =)

    ResponderEliminar
  4. Muy buen relato, si hay algo peor a que gane el malo, es que el bueno se quede sin la chica y esta se vaya con su amigo, así nacen los auténticos malos.

    ResponderEliminar
  5. Que blog tan genial, no me estraña que tengas tantísimos seguidores llevando tan poco! Qe envidia! ¬¬ jajaja
    Te sigo y espero que te pases por mi historia :)
    Un beso:)

    ResponderEliminar